Saltar al contenido

Arizona: la manzana podrida

Martin Luther King  jr. tenía un sueño: que algún día, en las praderas de su país, los hijos de los esclavistas pudiesen compartir la mesa de la hermandad con los hijos de los esclavos. Esto sucedería, según el paladín de los derechos civiles «El día en que resultara evidente que todos los hombres son creados iguales». Ese día, lamentablemente, no amanece aún en los Estados unidos.

Las durísimas leyes anti-inmigrantes impuestas el año pasado en el estado de Arizona amenazan con expandirse como fuego en la pradera. Veamos.

Ley de Arizona SB1070 de 2010, o «ley Apoye nuestras fuerzas de orden público y los vecindarios seguros» (Support Our Law Enforcement and Safe Neighborhoods Act),  también conocida como Ley del odio por sus oponentes. Es una ley del estado de Arizona que supone la acción más amplia y estricta contra la inmigración ilegal: criminaliza a los inmigrantes sin documentos y considera sospechosos de crímenes a todos los que por su aspecto puedan parecer inmigrantes, ya sean ciudadanos norteamericanos o inmigrantes legales o ilegales.
Cabe hacer a esta altura una salvedad: Muchos protestan diciendo cosas tales como: «Que se jodan por ser ilegales». Podríamos responder a una afirmación así con una pregunta: ¿Quién prefiere ser un inmigrante ilegal? ¿qué eligiría usted? En otras palabras: las condiciones de legalidad / ilegalidad las crean los estados.
Desde este punto de vista sería bueno poder llegarse hasta Gettysburg, en noviembre de 1863 para preguntarle a Lincoln qué opinaría de que en un punto de la historia un cierto grupo étnico decidiera cerrar las fronteras y quedarse el país para sí. ¿Y qué dirían el resto de los patriotas americanos?

Bajo la ley de Arizona se aumenta la aplicación estatal y local de las leyes federales de inmigración y toma medidas duras contra los que albergan, contratan y transportan los extranjeros ilegales. El párrafo en la legislación sobre su intención dice que encarna una doctrina de «desgaste mediante la aplicación de la ley» (attrition through enforcement).
Los críticos de la legislación dicen que fomenta la discriminación por perfil racial, mientras que los partidarios dicen que la ley se limita a aplicar la ley federal existente. Ya hubo protestas en oposición a la ley en más de 70 ciudades de los EE.UU., incluidas las llamadas a un boicot de Arizona.
La ley  firmada por la gobernadora Jan Brewer entró en vigor el 29 de julio de 2010. Se han presentado impugnaciones sobre su constitucionalidad y su conformidad con los leyes de derechos civiles, entre ellas una por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que también solicitó un mandamiento judicial contra la aplicación de la ley.
Sin embargo se ha encontrado que la ley tiene un apoyo mayoritario en Arizona y ha surgido la inquietud de los legisladores de otros estados del país para considerar la adopción de una legislación similar.
En este contexto, iniciativas basadas en el modelo de la Ley Arizona se han introducido en al menos otros 15 estados desde el comienzo de este año.

La controvertida ley de Arizona, que permitiría a la policía detener gente y pedir una prueba de la condición de inmigrante legal, fue bloqueada parcialmente en julio pasado, cuando un juez de distrito de EU accedió a la solicitud de la administración Obama para replantear cuestiones legales, como la discusión sobre si los funcionarios locales pueden legalmente hacer cumplir las leyes federales de inmigración y si la ejecución local de estas leyes podría conducir a la discriminación.

Legisladores de otros estados dicen estar a la espera de las aclaraciones de los tribunales frente a la Ley Arizona antes de introducir sus propias medidas. Los legisladores dicen: “Los inmigrantes ilegales están violando la ley, obtienen puestos de trabajo y servicios de los ciudadanos de EU y los residentes legales. Los opositores sostienen que tales medidas inconstitucionalmente buscan institucionalizar la discriminación racial, dejando a cualquier persona que se ve o suena “diferente” y los hace vulnerables a ser blanco de la policía igual que los afroamericanos fueron discriminados años antes

Los estados donde se buscan endurecer sus leyes migratorias son:

California
Colorado
Florida
Georgia
Indiana
Kentucky
Maine
Maryland
Mississippi
Nebraska
Oregon
South Carolina
Texas
Utah
Virginia

marianorinaldi Ver todo

Periodista. Cronista.
Conduzco de "La Semana que Viene" programa que se emite por Radio Simphony.
También trabajo en el programa "En la trinchera" de Radio Led.
Fui Cronista de "El Exprimidor" (2002 hasta su finalización en 2019) reemplazando a Ari Paluch en la conducción en varias ocasiones.
Cronista de "El Rotativo del Aire" de Radio Rivadavia (entre 2001 y 2010).
Acreditado en Casa de Gobierno (2003/2018).
También Cronista y asesor parlamentario.
Realicé coberturas nacionales e internacionales como enviado por ejemplo al rescate de los mineros en Chile, Elecciones en España y Paraguay, Aniversario del Atentado de Atocha en Madrid entre otras cosas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: