Saltar al contenido

No hace falta que te roben

No hace falta que te afanen para sufrir por la inseguridad: alcanza con ser usuario del transporte público. Sino, vean el caso de los sufridos usuarios del 161…

Estás con el tiempo justo. A media cuadra de la parada ves pasar a uno, dos y… tres colectivos seguidos!!! Más vale que tengas un plan «B» de lo contrario podrán crecerte raíces antes de que pase la próxima «flota» de colectivos de la 161.

Es la queja generalizada de los usuarios de la línea que cubre Palermo – S. Martin – Liniers: «tarda un montón, y cuando pasan, pasan todos juntos»

Curioso amateur, periodista profesional, me pongo a averiguar porque entendería que no hubiese unidades o que no se cubrieran los viajes pautados, pero… ¿Cuál puede ser el propósito de juntar 2 o 3 unidades reduciendo la frecuencia y aumentando la espera?

Uno de los colectiveros -desde el anonimato- accede a contestar mis preguntas: «¿Vos viste el tramo que va desde la estación San Martín hasta Puente Saavedra? ¿Tenés alguna idea de lo que es atravesar la zona de Constituyentes de mañana de tardecita o de noche?» me pregunta como si me fuera a sentir cumpable.

Pero es cierto: el límite entre los partidos de San Martín y Vicente López es una zona espantosa repleta de aguantaderos de dificil acceso por encontrarse rodeados de villas, es decir: lugares a dónde la polícía tiene expresamente prohibido ingresar, excepto que medie una orden específica.

«Si nos pasa algo -prosigue el colectivero- recién entonces aparecerá la UTA, pero de qué me sirven si ya estoy muerto o con un dedo menos?»

«También el gobierno habló de cápsulas blindadas… ¿vos las viste? botones antipánico, escolta policial especial, una montaña de pelotudeces de las que no cumplieron con ninguna»

Esto explica según mi interlocutor el origen del «convoy»: «Con las cosas de esta manera, los pibes tan zarpados y la modita de cortar dedos, la única defensa que tenemos es cuidarnos entre nosotros, por eso vamos de a 2 o de a 3… se que la gente se jode, pero estoy seguro de que si estuvieran en mi lugar harían lo mismo»

Es dificil contradecirlo. Lo único que me queda claro es que no hace falta que a uno lo roben para padecer por la inseguridad: de muestra están las populosas colas de las paradas del 161

marianorinaldi Ver todo

Periodista. Cronista.
Conduzco de "La Semana que Viene" programa que se emite por Radio Simphony.
También trabajo en el programa "En la trinchera" de Radio Led.
Fui Cronista de "El Exprimidor" (2002 hasta su finalización en 2019) reemplazando a Ari Paluch en la conducción en varias ocasiones.
Cronista de "El Rotativo del Aire" de Radio Rivadavia (entre 2001 y 2010).
Acreditado en Casa de Gobierno (2003/2018).
También Cronista y asesor parlamentario.
Realicé coberturas nacionales e internacionales como enviado por ejemplo al rescate de los mineros en Chile, Elecciones en España y Paraguay, Aniversario del Atentado de Atocha en Madrid entre otras cosas.

3 comentarios sobre “No hace falta que te roben Deja un comentario

  1. En mis tiempos de colegio ya pasaba esto con el 168. Le decíamos los Reyes Magos. Pasan 3 juntos, una vez al año.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: