Ahí están: juntos. Si hace un año me apostaban un millón de dólares contra un peso a que los vería en un acto conjunto me perdía el millón más barato de la historia.

Ahí está, en el centro,  Hugo. El combativo, el que se le paró de manos a menem y le hizo un paro nacional. El que amenazó con la desobediencia fiscal a De la Rúa, el que advirtió que Cobos como presidente le duraba 10 minutos.

Detrás suyo, como estampilla, Piumatto. Siempre tuiteando a paso de vencedores.

A LA DERECHA DE MOYANO el que se distingue pese al peinado es Pablo Micheli: cansado de denunciar a los CGTistas por hegemónicos que impedían el reconociemiento de la CTA. Bien sentadito… en la CGT!

 Al que señala eduardo Buzzi, tal vez lo recuerden de “los piquetes de la abundancia” de 2008, cuando se cansó en cada palco al que se subió de denostar a los camioneros por considerarlos “la fuerza de choque” del gobierno. En Enbtre Ríos, quizás, estuvimos a un tiro del enfrentamiento y solo Dios sabe de qué más.

A LA IZQUIERDA DE MOYANO está el estacionero Acuña, ni más ni menos el enviado del filósofo Luis Barrionuevo que no se mostró por la CGT, pero cuando hace unos años se abrió con la Azul y Blanca fue reiteradamente bastardeado e insultado en azopardo. “Traidor” debe haber sido lo más chiquito que le dijeron.

El que aparece en el extremo izquierdo de la foto no es un surfer de Hawaii: es Rubén el pollo Sobrero, quien se cansó de denunciar a “las burocracias sindicales”. Habló con enjundia… en la casa de sus “burócratas”

Falta en la foto el Momo, el de las 62… el supuesto “contrafuego” que el general tenía para la CGT

Todos juntos.

Y pensar que algunos dicen que Cristina promueve la división!

Anuncios