imagesDYJ527WK

Es una mañana aparentemente normal en el Congreso. La atención parece estar puesta en que el presupuesto comenzará a tratarse en el anexo de Diputados. Sin embargo, del otro lado del edificio, funcionarios judiciales ingresan al Senado. Desde su despacho, Carlos Menem dará testimonio a la justicia: está a punto de admitir -ante un juez- que su hijo Carlitos Junior no “se enredó en los cables” con su helicóptero, sino que fue asesinado… mientras Menem era presidente.

Imaginen por un instante que -DIOS NO LO PERMITA- un atentado se llevara a cabo contra alguno de los hijos de la presidenta: se imaginan el tamaño del escándalo? No querríamos saber quién fue? con qué propósito? Si se está extorsionando al país a través de la figura mandataria?

Bueno amigos, esto pasó en la Argentina. El motivo concreto por el que lo sabemos ahora es por la confesión ante instancia judicial del ex presidente Menem quien admitió que su hijo fue asesinado en 1995.

La noticia -que sería titular indiscutida en cualquier país normal del mundo- se ve “tapada” por el hallazgo de un cadáver que se buscaba desde hacía un mes  (y que se encuentra por una misteriosa llamada al 911) y por el testimonio televisivo de un delincuente obtenido por un periodista que supo brillar en la era menemista. 

La confesión del ex-presidente nos deposita ante la evidencia de las “relaciones carnales” entre bandas mafiosas (posiblemente narcos) y el estado, evidenciada sobre todo por el silencio cómplice o temeroso de 19 años del entonces presidente de la nación.

Esta confesión, hoy sabemos, no satisfizo a Zulema Yoma, quien esperaba más detalles por parte del riojano acerca de los hechos y asesinos. Quedan en el camino una lista de más de una decena de testigos muertos de muerte dudosísima  y una trama de mentiras con las que nadie quiere involucrarse.

menem-helicoptero

La tardía confesión de Menem es evidentemente soslayada por los grandes medios, dejando la impresión de que los poderes que influyeron entonces siguen vivos y pateando, influenciando hoy día. Nada parece haber cambiado. Nadie parece estar interesado en saber quién asesinó al hijo del presidente en 1995, por qué razón y con qué costos para el país.

Una explicación posible:

Estuvo vinculado el narcolavado de Escobar con el asesinato de Junior?
Estuvo vinculado el narcolavado de Escobar con el asesinato de Junior?

La ex amante de Pablo Escobar dijo que el narcotráfico lavó u$s800 millones en la Argentina

Anuncios