Es cierto que las medidas hoy prometidas por Macri bien pudieron ser enunciadas por Frigerio o Peña, pero es importante que los porteños entendamos que los gestos no son sólo de marketing y la presencia de un Presidente en el lugar de desastre es un mensaje incomparable para un provinciano que acaba de perderlo todo.

Finalmente, el Presidente Macri suspendió momentáneame sus vacaciones y recorrió este domingo por la mañana las zonas inundadas del Litoral. 

Si bien la vice Presidenta y algunos Ministros ya habían recorrido el sector, la figura del Presidente Macri presente en el lugar llevó a los inundados el mensaje de que su situación preocupa a lo más alto del Gobierno.

Por supuesto que habrá que trabajar a corto plazo con los inundados y a largo plazo con las obras. Todo eso deberá implementarlo un gobierno que está empezando y cuyo líder no se cansa de repetir que el tesoro ha sido vaciado y que las obras prometidas por el gobierno anterior no fueron cumplimentadas.

Además de estas cuestiones está el aspecto anímico y espiritual de los damnificados. El viernes pasado, conversando con Juan Carr de la red solidaria, él me decía: “Son dos cosas. Por un lado, reunir elementos que puedan ser de necesidad y urgencia para los inundados,  pero fundamentalmente darles el mensaje de que en Buenos Aires hay gente que se está preocupando por ellos”.

Pensando en estas palabras de Juan Carr supe enseguida que era muy importante que el propio Macri en persona fuera a la zona inundada, no solamente por lo que significaba la presencia de un funcionario, si no por este propósito anímico y espiritual tan importante para las personas que acaban de perderlo todo. 

En lugar de eso, el sábado amanecimos con Diarios que nos mostraban a la familia presidencial de vacaciones y que mezclaban con algo de la tragedia de Concordia.

Felizmente esta situación pudo ser alterada y el presidente Macri tomó la decisión, en el mediodía del sábado, de suspender sus vacaciones y estar este domingo en el lugar dónde los argentinos lo necesitábamos más.

  

Anuncios