Sólo esto le faltaba a la campaña del partido republicano: una antigua foto de Melania Trump en una revista para hombres, una amenaza y el cruce de insultos y epítetos…

En la foto se lee: “Conozca a su próxima primera dama, o usted puede apoyar a Ted Cruz el martes”.

Conocida la foto, que fue publicada como publicidad en Facebook, Donald Trump emitió un tweet en el cual decía que el contaría secretos de la esposa de Ted Cruz, su adversario en la interna repúblicana.

Trump llamó además “mentiroso” a Cruz por haber negado que fue él quien mandó a publicar esta publicidad de campaña fraudulenta.

Por su parte el senador Cruz salió decir que “Evidentemente Donald Trump tiene un problema con las mujeres (basándose en discusiones anteriores del magnate con una presentadora de Fox News) pero que estaba pasando los límites al meterse con su familia”.

No contento con esto, el texano trató a Trump de cobarde…

El episodio fue bautizado por la Media estadounidense como “War of Wives” (La guerra de las esposas). Este es el tono que toma la campaña republicana en su tramo final.

Anuncios