Como pasó con CBS, como pasa con Hulu o Amazon y como pasará con Disney los contenidos están repartiéndose cada vez más entre distintos servicios de streaming. Por eso Netflix invertirá 8 billones de dólares en 2018 para la producción de contenidos.

De esta manera, la expectativa es que para el año próximo, la mitad de la biblioteca disponible sea de contenidos originales de Netflix.
El mes pasado Disney había anunciado el lanzamiento de un servicio de streaming para 2019 aunque de momento está en discusión si esto incluirá a las películas de Pixar, Star Wars y Marvel como contenidos exclusivos. La decisión deberá tomarse antes de 2019, cuando vence la actual cesión de películas a Netflix.
Ante amenazas de este calibre en un mercado donde hace tiempo ha dejado de ser el único la empresa recurre a la fórmula que desde 2011 con “House of Cards” arrancó un camino de éxito que siguió con “Orange is the new black” y muchísimas otras: la producción propia de contenidos.
De los 8 mil millones de dólares proyectados para 2018 saldrán al menos 30 nuevos animé y 80 películas nuevas.

Anuncios