Ir a descargar

Para ella es obvio que la del ARA San Juan fue una tragedia evitable. María Itatí Leguizamón, esposa del Cabo 1ro Gernán Suarez dice que una vez él le contó que no podían emerger “por problemas en la propulsión”. Ella sabía que las misiones era de riesgo y su marido podía no volver. Por eso dice que ya lo lloró y que su fe consiste en saber que está en paz junto a Dios

Anuncios