La crisis ya no es noticia

Con Marquitos Peña obligado al bajo perfil por estar de viaje en Inglaterra, la discusión encarnizada del aborto en su etapa decisiva y las fechorías de Sampaoli en la recta final pre-mundial, el Gobierno ha conseguido darle un cambio acertado a su política comunicacional: dejar de rumiar permanentemente la crisis.

En el Gobierno parecen haber descubierto esta semana que se trate de “turbulencia” o de “crisis”, el hecho de estar hablando permanentemente de las dificultades no ayuda. Y si es cierto -como dicen los encuestadores- que ante el retroceso de la imagen del oficialismo no hay un opositor que esté capitalizando este momento, entonces solo queda el periodismo para azuzar la crisis.

Pero para el periodismo -ávido de crear contenidos que atraigan a las audiencias- siempre habrá otras migas que arrojarle.

En este sentido ayuda infinitamente haber ingresado en la recta final de la discusión por el aborto legal, a la que necesariamente mantendrán en cifras inciertas de difícil pronóstico sobre la base de indecisos, porque el suspenso y la polémica les conviene a todos.

También se espera con ansiedad al gran narcótico Mundial que se jugará en Rusia en dos semanas.

De esta manera, el gobierno sale al menos por ahora, de la encrucijada comunicacional en la que se encontraba, de correr a la zaga de los anuncios de paliativos anti-crisis.

Al menos hasta que llegue el anuncio de acuerdo con el FMI, que ahora -según dicen antiguos detractores- se habría vuelto herbívoro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s