“El asesino puntual” la impresionante historia del Sátiro de San Isidro

Era el comienzo de los años de plomo, con los Montoneros, el ERP y la triple A operativas. Tal vez por esto, sus asesinatos se diluyen en la violenta locura de la época y su recuerdo no alcanza la estatura de Robledo Puch o del petiso orejudo, algo que sí alcanzaron sus aberrantes crímenes.

En 1975 una serie de violaciones y asesinatos de mujeres conmovieron a San Isidro. Cómo los hechos ocurrían miércoles y jueves alrededor de las 18, la policía y la prensa lo apodaron “el asesino puntual”.

En una ocasión un vecino lo vio huyendo y tras declarar que “nunca olvidaría ese rostro” brindó la información para confeccionar un retrato hablado o “identikit” que al final serviría para identificarlo, perseguirlo y enfrentarlo.

Aunque la historia delictiva lo haya prácticamente olvidado, aquellos meses de 1975 tuvieron en vilo a la sociedad sanisidrense.

Cuando finalmente cayó, la policía le atribuyó por el testimonio de testigos y los bienes de sus víctimas que le encontraron, entre 10 y 15 violaciones y asesinatos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s