Alberto Fernandez… enamora al kirchnerista?

Se suele decir que en política nadie es lo suficientemente amigo como para ser aliado por siempre, ni enemigo como para no aliarse alguna vez en que la coyuntura política así lo requiera. Este parece ser el caso de Cristina y Alberto, admitido por ambos, aunque sus idas y vueltas distan mucho de ser por “diferencias personales”. Este “Matrimonio político”… enamora a los kirchneristas?

Alberto Fernández fue el Jefe de Gabinete durante toda la gestión de Nestor Kirchner, la que dejó el poder en manos de Cristina con casi un 70% de aprobación pese a haber subido con menos del 25% de los votos. Sin embargo las cosas cambiaron para el peronista porteño con la llegada de Cristina.

Los comienzos del primer mandato de CFK estuvieron signados por lo que se conoció como “la guerra contra el campo” en torno a las retenciones móviles para la soja. Con la derrota en el Senado a manos de Cobos, la etapa se cerró en el gobierno con una serie de cambios, entre los cuales estaba el reemplazo del Jefe de Gabinete por el entonces ascendente Sergio Massa. La salida de Alberto no fue precisamente por la puerta grande: por entonces se lo acusaba de ser “Lobbista de Clarín” o directamente “Hombre de Magnetto”.

Justamente junto al tigrense enfrentó al kirchnerismo, realizando apariciones públicas criticando a Cristina en lo político y en su manera de ejercer el liderazgo, lo que le valió el “homenaje y la consideración” de los cañones mediáticos kirchneristas.

Con estos antecedentes, a muchos sorprendió hace algunos días el regreso de “AlF” a las cercanías de la ex presidenta. Algo que quedó profundamente ratificado en el  libro “Sinceramente” y en particular con la presentación del mismo en la Feria del Libro, en donde ella lo mencionó particularmente, otorgándole un rol destacado en este nuevo momento político de su fuerza.

Al conocerse el sábado la decisión de CFK, casi única de su tipo en la que un líder político escoge a su presidente, en lugar de a su vice, muchos (todos?) fueron sorprendidos y aunque por disciplina partidaria saluden externamente la decisión de la Jefa, por dentro quedó el tendal de heridos y enojados.

Políticamente se entiende que un candidato del ala derecha era el necesario para este momento del país y este estado de cosas. También que el corrimiento de Ella del centro de la escena es visto como prenda de unidad y de intento por buscar más allá de la base política propia, a la vez que se intente alinear al resto del peronismo con poder de fuego y territorio.

La decisión de Cristina puede compartirse o no, pero es clara, estratégica y racional. Sin embargo, el peronismo -se sabe- tiene un alto contenido emotivo… Qué pensará y que dirá el ala izquierda? el militante de base, el que esperaba a Kicillof por ejemplo, ante la necesidad de alinearse bajo un ex Cavallista “sospechado” de tener buenos vínculos con el stablishment?

Más allá del respaldo testimonial habrá acompañamiento efectivo? Porque estas cosas no siempre fueron juntas, Scioli lo sabe bien. Hoy igual que entonces, Macri está enfrente, pero la tolerancia al fracaso ya es inexistente y todo hace pensar que esta vez irán unidos más por el espanto que por el amor, pero unidos al fin. Así, la jugada de Cristina podrá salir adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s