El gobierno saudí hizo una aplicación que sigue los movimientos de las mujeres para controlarlas y evitar posibles fugas.

La app se llama “Absher” (“predicador” en árabe) y permite realizar trámites administrativos a través de cualquier teléfono inteligente, como el pago de multas o impuestos, o la actualización del pasaporte, pero también permite a los hombres saber en todo momento dónde están “sus” mujeres, enviándoles un mensaje  automático en caso de que quieran huir…