Finalmente el superministro del kirchnerismo deberá sentarse en el banquillo de los acusados. Quienes los llevan al estrado no son titanes del Olimpo sino gente común.

Cuando el primer juicio por la tragedia de once terminó, el Jurado recomendó Investigar la responsabilidad que pudo que caberle al ministro de infraestructura Julio De Vido. 

Quienes impulsaron, motorizaron y abastecieron estos juicios son gente común que había sufrido una gran pérdida: familiares de las víctimas de la tragedia de Once.
Cuando los familiares empezaron a acusar a los responsables políticos de la tragedia en plena “Era K” se encontraron con la resistencia de todo el aparato político, mediático y social estatal y paraestatal del oficialismo de entonces. Julio De Vido era por Entonces “el superministro”, alguien Intocable. La sola idea de llevarlo a juicio parecía un chiste.

Por eso Paolo, el papá de Lucas Menghini Rey dice: “Hoy es un día muy, muy, muy importante para todos. Han sido 5 años y medio de un trabajo enorme recolectando pruebas, aportando datos y testigos para que se investiguen las responsabilidades Julio De Vido”

“Finalmente veremos al ex casi todopoderoso ministro de Cristina Kirchner tener que rendir cuentas ante la justicia. Intentaremos demostrar su responsabilidad en la administración fraudulenta de bienes del estado y como consecuencia de esa administración fraudulenta, el delito culposo que se llevó la vida de 52 inocentes y daños a 800 personas más”

Anuncios