El esposo de la policía baleada que agoniza en el Hospital Posadas le habló al asesino y le pidió que se entregue.

Fernando también es policía como lo era su pareja, Lourdes Espíndola, la mujer policía baleada por motochorros para robarle el arma reglamentaria. Tiene 25 años y está con muerte cerebral.

Lourdes tiene muerte cerebral y agoniza en el Hospital Posadas: su familia ya dispuso la donación de sus órganos. En este tristísimo contexto, su pareja también policía, Fernando Altamirano le habló al asesino y le pidió que se entregue.

La joven de 25 años había finalizado su turno del Comando de Patrullas de Moreno en la estación de peaje Quintana, en la Autopista del Oeste, y se encontraba en una parada de colectivos el sábado por la tarde, en la ciudad de Ituzaingó.

Según testigos, dos motochorros la divisaron en la parada de colectivos y forcejearon con ella para robarle el arma reglamentaria.

El jefe de la policía bonaerense retó al marido “En este momento se tiene que comportar como un verdadero hombre”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s