Los peruanos llegaron a Argentina con esperanzas de ganar y clasificar al mundial. Un día antes del partido Coparon el Once con sus remeras y banderas para hacerle el aguante a su selección.

Anuncios