Por una película se vuelve a hablar de Lucila Frend: servirá esto para buscar al asesino de Solange?

En 2011 se llevó adelante el juicio en el que se acusó a Lucila Frend de asesinar a su amiga Solange. Un caso que cubrí muy de cerca ya que me tocó tenerlas de alumnas a las dos y por lo tanto conocerlas a ellas y a sus familias: Comparto material de aquellos días.

Días pasados me sorprendió ver que la actividad de esta página había crecido notablemente en lo que respectaba a los artículos del caso de Lucila y Solange. Me enteré entonces de que anda dando vueltas una película de Lali Espósito en la que se trata un caso similar al de estas dos amigas. Esto me hizo revisar el material del caso y republicarlo.


 

2011- Esto hablamos con Lucila “Luli” cuando el juicio estaba recién comenzando.


 

A quién creerle?

el

Me dí cuenta desde un principio que iba a ser difícil para mí cubrir el caso de las amigas: Conocí al Solange Grabenheimer y a Lucila Frend. Las tuve de alumnas. También conocí a sus amigas, padres y hermanos.

Trabajé de preceptor en un Colegio de Las Lomas de San Isidro mientras estudiaba periodismo. Allí conocí a las dos: “Luli ” muy introvertida, callada, casi incapaz de alzar la voz. No recuerdo haberle llamado la atención por algo jamás. Solange un poco más extrovertida, la “voz” del dúo. Funcionaban como un tádem.

Cuando la noticia estalló en 2007 me sorprendió mucho, porque la asesinada era una persona conocida y -quizás más- porque la imputada era “Luli Frend” una alumna casi perfecta, una persona amable.

Esta mañana fue como un Flashback para mí en Tribunales de San Isidro. Me reencontré con una amiga de Luli que, venía a darle apoyo a otra, cuyo testimonio tiene cierta importancia porque compartió unos días con ellas la semana previa al asesinato de Sol.

La amiga me dice: “Vos sabés como es Luli…” Es cierto, parece imposible que ella asesine a su amiga a puñaladas y tenga la suficiente claridad para además no dejar rastros…

Pero entonces aparece  Patricia, la mamá de Sol, que me dice “Es el peor perfil, cuando explota un psicótico así no tiene límites”

La familia de Solange está convencida de que Lucila es la asesina. Marcos, el hermano de Sol me dice “Yo al principio tampoco creía que la asesina pudiese ser Lucila, pero cuando la investigación fue girando en torno a ella me convencí… Si vos fueras acusado de asesinar a tu mejor amigo y no tenés nada que ver… Qué hacés? te borrás como hizo ella? O hablás con la familia de tu amigo y le gritás al mundo que sos inocente?”

Entonces desde el entorno de Lucila me dicen:”Algo estaba mal con el papá de Sol” (un hombre del que recuerdo que iba al colegio en una Ferrari y tiene un negocio de polarizado de vidrios en la calle Warnes). Tras la muerte de la abuela de Solange, se habían empezado a poner propiedades a su nombre, algo que aparentemente incomodaba a Sol que apenas tenía 21 años.

“Para nosotros -me dice alguien cercano a Luli –es muy importante la figura del padre de Sol” y me sugieren que el hombre teníal al menos 3 restricciones de hogares de otras ex-parejas.

Es complicado: cada uno parece tener sus razones. A mí me resulta imposible creer que  Solange esté muerta y me parece muy difícil que Lucila sea una asesina.

Mis colegas coinciden en pensar que no será fácil conseguir pruebas para una perpetua contra Lucila Frend. La palabra la tienen los peritos, para ver si como dice la madre de la víctima, nadie entró a la casa de las chicas y el asesinato se produjo cerca de la una de la madrugada, aunque Lucila Frend insista en que ella se fue a las 7, con su amiga durmiendo.


 

HAY QUE BUSCAR AL ASESINO DE SOLANGE

el

Avisé al principio del juicio que me iba a costar cubrir este caso porque conocí a Solange y a Lucila. Que el tiempo que las frecuenté fueron chicas educadas, divinas, normales, no agresivas. Dije también que me sorprendía mucho ver a Lucila en el banquillo de los acusados porque en años de tratarla cotidianamente jamás la ví enojada ni alterada. Pero lamentablemente Sol ya no está y fue salvajemente asesinada. Esto es un hecho. Ella en primer lugar y su familia merecen justicia.

Cuando hablé con el hermano de Solange le pregunté si realmente pensaba que había sido Lucila (habida cuenta de lo que acabo de expresar sobre su habitual forma de ser). Me respondió que al principio no, pero después “al ver las pruebas” se había convencido. Después hice lo mismo con Patricia cuyo dolor por la pérdida de su hija es difícil de representar. Ella fue más clara aún “Al principio Yo quise sacar a Lucila de la escena, intente dos y tres veces, pero cuando el fiscal empezó a mostrarnos las pruebas TUVE que convencerme”

El fiscal es el mismo que llevó adelante una recreación del hecho que fue invalidada por errores como pasar a considerar a Lucila en el acto “de testigo a imputada” sin darle el derecho a ser asistida por un abogado.

Es el mismo que fue enfrentado por el perito oficial Julián quien le dijo que había obstaculizado su investigación negándole la posibilidad de investigar otras líneas

¿Á Quién se protegía?

¿Qué “pruebas” tenía el fiscal para cerrarse  en Lucila?”

Llegamos a un juicio oral con un único perito oficial que había revisado el cuerpo diciendo que Solange había muerto cuando Lucila todavía estaba en la casa. Después escuchamos toda una gama de peritos tirando horarios diferentes que dejaban a Solange adentro, en el medio y afuera… ¿Esta era la prueba?

Encima la defensa pidió invalidar lo expuesto por Aranda esgrimiendo que el propio perito se contradecía con los horarios que había manifestado en la instrucción del juicio.

Como para que a esta ensalada no le faltara nada aparecieron todo tipo de peritajes: que el asesino era mujer (otro decía que tenía que ser hombre o poder levantar un tacho de 25 lts de pintura) otro que decía que tenía que ser zurdo, otro que hacía la pericia psicológica de Solange y tomaba un libro que en realidad era de Lucila…

¿Y las pruebas? Lo único que quedaba claro era un cúmulo de contradicciones que hasta podrían beneficiar a Lucila en el caso de que fuera culpable, ya que lo que se consideraban pruebas parecían otra cosa. El triste saldo es que la familia de Sol sigue sin saber quién es el asesino pese a que hay una serie de cosas sospechosas en torno al caso que no parecen haber sido tenidas en cuenta por el fiscal.

Parrafo aparte para el periodismo.  (Me doy cuenta ahora más claramente porque este caso tocó a gente conocida mía)

Hago autocrítica: es muy feo lo que hacemos habitualmente hablando de terceras personas a las que no conocemos barajando posibilidades y cuestionando su honra “porque un caso vende”. Emitiendo pareceres como si se discutiera si el malbón va adentro o en el jardín cuando se trata de la inocencia de una persona. Especulando con detalles íntimos de gente que tiene una vida privada a la que nada nos autoriza a pisotear. Repitiendo el libreto de una de las partes en lugar de estudiar las dos. REPITO QUE ESTO ES AUTOCRÍTICA xq más allá de este caso en sí, creo que es lo que hacemos habitualmente.

Seré más cuidadoso en lo sucesivo. Ahora solo quisiera JUSTICIA PARA SOLANGE


 

Corolario:

Pasaron 7 años del juicio y seguimos sin saber quién asesinó a Solange. Solamente una película es la que hace que vuelva a hablarse de este caso que privó a una familia de la vida de una joveb que hoy tendría que  ser una mujer, pero no está más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s